El endurecimiento del discurso de Alberto Fernández hacia el Poder Judicial es una muestra de que el Presidente está buscando alinearse con los sectores más duros del kirchnerismo, en un momento donde requiere mantener la unidad política en el interior del Frente de Todos.

La posición del mandatario quedó establecida con la postura de la ministra de Justicia, Marcela Losardo, quien en su cuenta de Twitter criticó el funcionamiento del sistema judicial y pidió transformarlo para “garantizar una buena administración”. Ese extenso hilo tuitero fue avalado por Fernández, en lo que fue una de sus pocas expresiones públicas sobre el tema.

Temas



Apuesta Exitosa