Los polifenoles y el efecto probiótico del vino desalcoholizado mejora el estado cognitivo en personas con Alzheimer, según los resultados obtenidos en el proyecto de investigación ‘Cognibiotic wine’, cofinanciado por el ICEX, a través del programa ‘Invest in Spain’ y apoyado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

En el ensayo, se propuso la ingesta de este tipo de vino durante dos semanas. Se desarrolló a finales del año pasado, y sirve para elaborar un nuevo estudio cuya finalidad será contrastar los resultados y desarrollar una bebida que, de verdad, pueda servir para obtener un beneficio cognitivo de las personas con deterioro.

Temas



Apuesta Exitosa