Entre los instantes mucho más retumbantes de la semana fue protagonizado por Beatriz Sarlo, que mencionó que merced a la mujer de Axel Kicillof, recibió una convidación para vacunarse «bajo la mesa». Después de unas horas de polémica, se verificó que no había nada ilegal en el planteo y numerosos cronistas como Gustavo Sylvestre y Elizabeth Vernaci se expresaron sobre esto.

En una de sus emisiones cotidianas de «La negra pop», su período radial, la Negra Vernaci fue contundente contra la conocida ensayista y manifestó: «Lo mantuvo un buen tiempo, no es que fue un rato. Aparte esta mujer, si hay alguien capaz es Beatriz Sarlo. Esto pasó hace 2 o tres meses, fue denunciada como veneno la vacuna».

“Esto se realizó en varios sitios de todo el mundo, la cuestión es que Díaz, el editor de su libro (de Sarlo) le afirma que todo es por derecha. no aceptó la iniciativa», aclaró una columnista del programa de Vernaci. Además de esto, reprodujeron las expresiones de Sarlo en las que se desdice por el término que escogió para referirse a la iniciativa: «Me autocritico poderosamente, no debí decir ‘bajo la mesa’».

Cocina Diabetes

Más allá de que la supuesta ilegalidad del acto fue negada por las autoridades y la acusada, Clarín posteó una nota central con el tema al día después. Sobre la posición del medio, la comunicadora añadió: «La información de la multitud que consume ciertos medios… aun una vez que fue a la justicia, como no me agrada lo que ha dicho te lo cambio y te digo lo que deseo».

En este contexto, resulta de interés rememorar que el exministro de Salud Ginés Gonzáles García debió renunciar en el momento en que se descubrió que ciertos pertenecientes de su círculo íntimo han recibido la medicina sin pasar por el registro que se le solicita a otros ciudadanos. Desde ese instante, el tema de la vacunación se transformó en un tópico sensible y convocante.





Fuente

Apuesta Exitosa