Este lunes se han publicado datos de la asesora privada Ecolatina sobre la relación comercial entre Argentina y Brasil, y el apunte más esencial es que este país registró en el mes de marzo un déficit comercial de 180 millones de dólares estadounidenses con la nación conducida por Jair Bolsonaro. En el mes de enero y febrero había habido un superávit muy conveniente.

Según notificó la agencia NA, en el mes de marzo de 2020 Argentina había conseguido un saldo conveniente de 50 millones de dólares estadounidenses. Brasil, pese a haber sufrido entre los instantes más difíciles desde el principio de la pandemia, registró a lo largo del mes el mayor número de importaciones desde octubre de 2013, y representan mucho más de 23 mil millones de dólares estadounidenses.

Por su parte, otro apunte importante es que desde agosto de 2018 que el fluído de comercio de Brasil con Argentina no era tan prominente, llegando a 2000 millones de dólares estadounidenses. Ecolatina asimismo emprendimiento que en 2021, las ventas argentinas hacia Brasil medrarán precisamente un 15%, puesto que se calcula que la industria liderará la restauración del país vecino.

Cocina Diabetes

«Este desarrollo puede transformarse en un motor para la economía doméstica, traccionando no solo a la producción de transables, sino más bien asimismo aportando percibes para consolidar la tranquilidad cambiaria», añadió el informe de Ecolatina, que asimismo explicó que el trueque comercial registró en el tercer mes del año un incremento interanual del 26%.

Si se toman los datos terminados de todo el primer período de tres meses, el saldo comercial de la Argentina con Brasil fue deficitario solamente en 30 millones de dólares americanos. Las exportaciones argentinas superaron los 2500 millones de dólares americanos, al tiempo que las importaciones desde Brasil se colocaron en torno a los 2600 millones, según estimaciones provisorias.

«Estas cantidades reflejan la rápida restauración de las economías de los dos países. Están influidas por la adquisición de soja que efectuó el país vecino para realizar montos pactados en contratos de exportación, gracias a la mala cosecha. En un instante en que las relaciones comerciales del Mercosur se tensaron, hacer mas fuerte el vínculo con la demanda brasileira sería una buena nueva a fin de que los dos países agranden sus escalas de producción», consideró el informe de Ecolatina.





Fuente

Apuesta Exitosa