La undécima temporada de «El Gran Premio de la cocina» está llegando a momentos culminantes. Luego de varios meses de difícil competencia, pocos son los cocineros amateur que permanecen en el concurso liderado por Carina Zampini. Como todos los viernes, hoy se produjo una nueva gala de eliminación en el programa. Como era de esperarse, la gala rindió muy bien en el rating y le dio una fuerte alegría a El Trece. La salida de Carolina tuvo una gran audiencia.

Según informó la cuenta especializada en espectáculos “Moskita muerta”, «El Gran Premio de la cocina» cosechó un pico de 7 puntos de rating cerca de las 20 en la pantalla de El Trece. «Pasapalabra», por su parte, obtuvo apenas un pico de 5.7 unidades en ese horario. Mucho más lejos quedaron «Telenueve» y «América Noticias» con 2.6 y 1.6 puntos, respectivamente. Sin dudas, el programa de Zampini volvió a darle una fuerte alegría a El Trece luego de mucho tiempo.

Durante la gala de hoy, Carolina quedó sorpresivamente eliminada de la competencia. «Tal vez tendría que estar llorando en este momento, pero estoy muy contenta por haber llegado hasta acá”, expresó la participante luego de que Carina Zampini anunciara su salida. A lo que la conductora del reality de cocina le respondió: «Tenés una personalidad y una energía arrolladora. Podés plantarte y explicar. Pero hasta dónde yo recuerdo, siempre lo hiciste con respeto y muy ubicada”, precisó, despidiéndola.

Cocina Diabetes

Cabe destacar que Caro pasó un fuerte disgusto ayer en la antesala de la gala de eliminación: acusó a Marcelo de sabotear su preparación. «Y acá está Marcelo. Llegó Caro… ¿qué pasó, Caro?», le preguntó Carina Zampini a la participante. A lo que Carolina le respondió: «Yo puse en el batidor con tiempo varios moldes, ellos pasaron y estaba todo derretido. Y cuando fui estaban todos quebrados. Me da angustia, no quiero llorar, vivo sonriendo, pero me da una bronca que pasen estas cosas», expresó, notablemente compungida.

«Con respeto, él me apoyó una fuente encima de todos los huevos y se quebraron. Y tuve que hacerlos de vuelta y no llegué…», agregó la cocinera amateur, algo enojada. Tras sus dichos, Marcelo se defendió: «Los huevos los llevé al batidor, ella había puesto las dos tablas, en la parte de arriba estaban los blancos, puse cuatro míos nada más, y después, alguien de su grupo llevó las galletas al batidor y bajó todo», precisó el cocinero, parándole el carro a su colega.





Fuente

Apuesta Exitosa