Amii Lowndes murió a los 29 años de edad tras padecer 2 asaltos de epilepsia no diagnosticada. Según notificó The Mirror, la joven actriz se cayó en el jardín trasero de la vivienda de sus progenitores.

La muerte súbita y también inopinada por epilepsia aniquila a unas 600 personas por año en el Reino Unido, y ese fue el trágico final de la artista que participó de series como Doctor Who, Casualty y Skins. La actriz había tenido 2 crisis, una de ellas solo 13 días antes de su muerte, pero los médicos no le habían diagnosticado epilepsia.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa