Este martes, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) reveló que la pobreza en Argentina alcanzó al 42% de las personas y al 31,6% de los hogares en el segundo semestre de 2020. En este marco, el diputado nacional de Juntos por el Cambio y fundador de la Cooperativa La Juanita, Héctor ‘Toty’ Flores, consideró que “es muy doloroso cuando aparecen estas estadísticas”.

“El 42% que releva el Indec se ve en los barrios. El tema es que cuando aparecen estas estadísticas son días muy tristes, porque las estadísticas y los números los referencio en personas”, sostuvo Flores en declaraciones en TN. Y contó: “Durante todo el año pasado en La Juanita tuvimos que dar comida y nunca lo habíamos hecho. Acá venían vecinos que tenían remis pero no podían salir a trabajar y tenían que salir a pedir comida, y vecinas que trabajaban en el servicio doméstico y no podían ir a Ramos Mejía, Olivos, Vicente López o a la Ciudad de Buenos Aires”.

En esta línea, insistió que “es muy doloroso cada vez que aparecen estas estadísticas”. Además, “es un golpe muy fuerte para todos aquellos que todos los días trabajamos y estamos convencidos de que de la pobreza se puede salir, pero cuando vemos estos números quiere decir que algo estamos haciendo mal”, reconoció. “Y eso de hacer mal impacta sin dudas en los que menos tienen y más sufren”, lamentó.

Cocina Diabetes

Por otra parte, el diputado por la provincia de Buenos Aires cuestionó al Gobierno nacional al afirmar que “no escuchan los reclamos”. Y explayó: “El manejo de la cuestión sanitaria durante la pandemia ha sido desastroso, pero también esa falsa dicotomía entre economía y salud me parece que llevó a desarmar la posibilidad de que en estos lugares, que no vivimos los chetos, teníamos que cuidarnos”.

“Eso hizo que el Conurbano fuera tierra de nadie tanto por el virus, como por la inseguridad, ya que la liberación de presos ha generado zozobra en aquellos vecinos que en la gestión anterior habían denunciado a varios de ellos”, objetó. Y también consideró que “es un crimen el hecho de tener que estar permanentemente pidiendo que las escuelas se abran, puedan funcionar con presencialidad”.

“Es una de las cosas más importantes que tenemos que hacer. El reclamo es permanente, no solamente porque se necesita, porque en las escuelas muchos de los niños tienen la posibilidad de tener comida caliente todos los días, sino también de poder relacionarse con otros”, subrayó Flores.



Fuente

Apuesta Exitosa