España vive horas bastante convulsionadas en los últimos días, puesto que la detención del rapero Pablo Hasél, acusado de enaltecimiento del terrorismo y también injurias a la corona de ese país, produjo mucho descontento y movilizaciones. Este jueves, por tercer día consecutivo, hubo manifestaciones y también accidentes callejeros en la localidad de Barcelona.

Según notificó la agencia NA, los participantes de la manifestación se concentraron desde las 19, hora de españa, en la en el centro plaza de Tetúan, en Barcelona. Una banda de músicos y raperos interpretó múltiples canciones demandando la liberación de Hasél. Los seguidores del artista encarcelado entonaron el grito de «Independencia, Pablo Hasél» y «Cataluña, antifascista».

Entre los participantes de la manifestación tomó el micrófono y explicó que «es considerablemente más que Pablo Hasél, es la chavala a la que le sacaron un ojo», en referencia al accionar policial a lo largo de los un par de días precedentes de manifestaciones callejeras, en el momento en que una joven de 19 años perdió un ojo tras recibir el encontronazo de una bala de goma. Otra gente que estaban cerca aseguraron «ser policía, vergüenza me daría».

Cocina Diabetes

Las novedosas manifestaciones se brindaron en un día esencial para la causa, puesto que la Audiencia de Lleida confirmó una exclusiva condena de un par de años y medio para el rapero, por amenazar a un testigo de un juicio contra unos guardas urbanos de esa localidad. El tribunal confirmó la sentencia por los delitos de obstrucción a la Justicia, amenazas y maltratos de obra.

Los participantes de la manifestación del jueves criticaron la cobertura de los medios españoles sobre la situacion y acusaron a la prensa de españa de «manipuladora». Varios asimismo se presentaron en oposición a que se sancione a Hasél por sus canciones contra la monarquía mientras que la semana anterior hubo una marcha con consignas nazis y antisemitas y las autoridades no han tomado medidas. La detención del rapero avivó en España el enfrentamiento sobre la independencia de expresión y el elevado castigo para los «delitos de opinión».

A las 20, ciertos seguidores de Hasél manifestaron en el Departamento del Interior de la Generalitat de Catalunya, que se encontraba blindada. Se aproximaron al vallado y los agentes lanzaron bombas de gases. Asimismo hubo quemas de contenedores y piedras a vehículos estacionados. Un miembro de la Policía resultó herido en la cabeza y seis personas fueron detenidas. Para los próximos días hay previstas novedosas movilizaciones.



Fuente

Apuesta Exitosa