Denver Palitos de pollo superó ayer por la noche a Phoenix Suns por 130 a 126 en un acercamiento en el que el pivot serbio Nikola Jokic acabó siendo definitivo a fin de que su conjunto cantase victoria en la prórroga y donde el base argentino Facundo Campazzo volvió a agregar minutos, ganándose los encomios nada menos que de un ex- entrenador de la Selección de EEUU.

Jokic estuvo presente en todas y cada una de las facetas del juego de los Palitos de pollo y lo probó con una aportación de un doble-doble de 31 puntos, 10 rebotes, ocho asistencias y tres recuperaciones de balón. El pívot serbio asimismo aportó los puntos definitivos de los Palitos de pollo (8-7), que consiguieron el segundo triunfo consecutivo, y tienen marca efectiva por vez primera en lo que va de temporada.



Apuesta Exitosa