Este martes la Universidad Johns Hopkins, uno de los centros de referencia más fiables en cuanto a los datos de la pandemia, reportó que Estados Unidos registró un nuevo récord diario de muertes por Coronavirus, con más de 3930. Además, hubo 250 mil nuevos contagios y el número de personas hospitalizadas también es el más alto desde el inicio de la pandemia, con 131 mil pacientes.

Según informó la agencia AFP, en el sur y en el oeste del país es en donde la situación es más grave. En Los Ángeles se vivió una situación dramática, ya que los servicios de emergencia de la ciudad empezaron a racionar el oxígeno y las camas, y les pidieron a los paramédicos que ya no transporten a los hospitales a los pacientes que prácticamente no tienen chances de sobrevivir.

Desde fines de noviembre, el número de muertes diarias en Estados Unidos aumentó drásticamente, y ahora supera casi todos los días los 2000 e incluso los 3000 fallecimientos. Los expertos aseguran que las reuniones por las fiestas de fin de año podrían empeorar la situación. El récord anterior de decesos había sido seis días atrás, con 3920.

Cocina Diabetes

La campaña de vacunación en Estados Unidos comenzó a mediados de diciembre y hasta ahora 4.8 millones de personas recibieron la primera dosis, es decir, menos del 2% de la población. Joe Biden, presidente electo que asumirá el 20 de enero, dialogó ayer con su equipo que se ocupará de la salud sobre la posibilidad de «aumentar el papel del gobierno federal» en la distribución de las vacunas.

Anthony Fauci, el principal asesor científico del gobierno, reconoció en declaraciones a la cadena ABC que hubo algunas fallas en el inicio de la campaña de vacunación, aunque dijo que era «entendible». Jerome Adams, Director Médico de Estados Unidos, señaló que las vacunas llegaron en un contexto difícil, ya que había una explosión en el número de casos y eran las vacaciones de fin de año, por lo que se pusieron a prueba a los equipos médicos que ya estaban saturados.





Fuente

Apuesta Exitosa