El ministro de Salud de Bolivia, Edgar Pozo, anunció en las últimas horas que el país registra una “rapidísima escalada” de contagios por coronavirus y adelantó que ahora están en una segunda ola. La confirmación del Gobierno boliviano sucede un día una vez que el país registrase el más grande número de contagios desde el principio de la pandemia.

“Con los seguimientos que se realizaron hasta ayer por la noche (viernes), hemos definido, percibido, comprobado, que poseemos una muy, rapidísima escalada de casos de Covid-19 en el país, por supuesto, nos encontramos en una segunda ola”, aseveró en charla de prensa el ministro de Salud, Edgar Pozo. Según AFP, el país registró el viernes el más grande número de inficionados en un día, 2.263, desde el momento en que empezó la pandemia.

El más grande número de enfermos se reportó en el departamento de Santa Cruz (este) con 783, seguido de La Paz, con 668, y Cochabamba (centro), con 322. Las tres zonas son las más pobladas de Bolivia, un país de 11,5 millones de pobladores. El titular de Salud complementó que la característica de los contagios del viernes “era en un pico semejante por mes de julio del año 2020, es decir, nos encontramos en un nivel prominente de contaminación”.

Bolivia amontonó desde el principio de la pandemia 171.154 inficionados, 9.328 muertos y 136.882 recuperados de la patología. Las gobernaciones de Santa Cruz y La Paz, de las zonas más golpeadas por el coronavirus, apuntaron que sus centros de salud públicos están sobresaturados, tal como las salas de terapias intensivas.

Cocina Diabetes

Pruebas veloces

Como medida para hacer mejor la pelea contra el Covid-19, este sábado arrancó en la localidad de La Paz la realización de pruebas veloces, masivas y gratis a su población, notificó el presidente Luis Arce. “Comenzamos a utilizar las pruebas de Covid-19, masivas y gratis en La Paz”, anunció el gobernante en Twitter y que “esta es la detección temprana de la patología que nos deja atender oportunamente con más equipos y médicos en los servicios de salud”.

Según el gobierno, las pruebas veloces de “antígeno nasal” dejarán ubicar con más grande eficacia quiénes requieren atención médica y de qué tipo. Esos test se extenderán a todo el país, por lo cual se calcula que van a subir el número de contagiados. El gobierno boliviano aceleró hace un par de semanas la adquisición de 5,2 millones de vacunas rusas Sputnik V con el propósito de publicar una inmunización masiva desde marzo próximo.





Fuente

Apuesta Exitosa