El presidente estadounidense efectuó un llamamiento directo a gobernadores y dirigentes locales para restablecer el requisito obligatorio del uso de las máscaras y otras restricciones.

El presidente Joe Biden celebró la aceleración del ritmo de vacunación contra el coronavirus en Estados Unidos, el país el más afectado por la pandemia, pero pidió a la población no bajar la guardia ante un repunte de los contagios.

Lo hizo en una declaración a la nación desde la Casa Blanca, en la que efectuó un llamamiento directo a gobernadores y dirigentes locales para restablecer el requisito obligatorio del uso de las máscaras y otras restricciones que algunos estados suavizaron.

«Nuestro trabajo está lejos de terminar; estamos lejos de ganar la guerra contra la Covid-19», dijo el mandatario, que asumió hace poco más de dos meses, en medio de una letal pandemia que tiene a Estados Unidos en jaque con más de 30 millones de casos y casi 550.000 decesos por el coronavirus.

«Estamos en una batalla de vida o muerte con el virus que se está extendiendo rápidamente con el aumento de casos, nuevas variantes y, lamentablemente, algunos de los comportamientos imprudentes que hemos visto en la televisión en las últimas semanas traerán nuevos contagios», agregó.

Biden insisitió en que casi 1.000 estadounidenses mueren cada día a causa de la pandemia para luego casi rogar: «¡Usen barbijos! Es un deber patriótico».

“Por favor, esto no es política, restablezca el mandato si lo defrauda; esto es muy serio, si bajamos la guardia ahora, podemos ver que el virus empeora, no mejora; la gente está disminuyendo las precauciones, lo cual es algo muy malo», advirtió.

Biden, que prometió que el 90% de los adultos estadounidenses podrán recibir la vacuna antes del 19 de abril, destacó que «los progresos» hechos en materia de vacunación «son una gran historia estadounidense».

El presidente anunció que Estados Unidos espera 33 millones de dosis esta semana, incluidos 11 millones de la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson.

Más de uno de cada cinco adultos y casi el 50% de los estadounidenses mayores están completamente vacunados.

En Estados Unidos ya se aplicaron más de 120 millones de dosis, una cifra elevada, aunque es un país con casi 329 millones de habitantes

Cocina Diabetes

«Ahora no es el momento de decepcionar», dijo Biden, y agregó: “Ahora no es el momento de celebrar. Es hora de hacer lo que mejor sabemos hacer como país: nuestro deber, nuestros trabajos, cuidarnos unos a otros ”.

Horas antes, desde la Casa Blanca, la directora de la red estatal Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rachel Walensky, y Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, llamaron a las autoridades estatales y a los estadounidenses a cumplir las medidas de distanciamiento social y a usar máscaras.

Los contagios aumentaron un 10% durante la última semana con respecto a la semana anterior, a aproximadamente 60,000 casos por día, y las hospitalizaciones y las muertes también subieron, dijo Walensky. «Por favor, esperen un poco más», agregó, para luego destacat que un aumento en los viajes y la relajación de las restricciones como las causas del aumento de casos.

«Estamos haciendo las cosas prematuramente», dijo Fauci, refiriéndose a los movimientos para aliviar las restricciones. «No somos impotentes, podemos cambiar esta trayectoria de la pandemia», agregó.

Además, Walensky anunció que se extendió hasta junio el freno a los desalojos de inquilinos que no pueden pagar el alquiler para ayudar a detener la propagación del nuevo coronavirus

«La moratoria que estaba programada para expirar el 31 de marzo de 2021 ahora se extiende hasta el 30 de junio de 2021», dijo en un comunicado.

La Casa Blanca dijo, en una declaración separada, que la administración de Joe Biden continuaba el esfuerzo de múltiples agencias para apoyar tanto a los inquilinos como a los propietarios, especialmente a través de la asistencia con los pagos de alquiler y servicios públicos.

El freno a los desalojos, así como la asistencia del Gobierno para el alquiler, ha estado vigente desde que estalló la pandemia en marzo del año pasado.

Estados Unidos perdió más de 21 millones de puestos de trabajo entre marzo y abril en el apogeo de los bloqueos y otras medidas restrictivas impuestas por el Gobierno para evitar contagios.

Aproximadamente 10 millones de esos trabajos pueden no haber sido recuperados, según muestran los datos.

La economía en sí se contrajo un 3,5% en 2020, después de un crecimiento del 2,2% en 2019.



Fuente

Apuesta Exitosa