El día de mañana desde las 18 hs en La Bombonera se va a vivir una edición nueva del Superclásico del fútbol argentino entre Boca y River. El acercamiento ahora se comenzó a divertirse desde los primeros días de esta semana tal y como si fuera una partida de ajedrez entre Gallardo y Russo, quienes tienen decidido ocultar sus piezas hasta el desenlace. En verdad, el Muñeco charló en charla de prensa y dejó bien en clara su táctica para combatir al contrincante de siempre.

“Tengo el equipo, pero no estoy en condiciones de darlo. No tengo ninguna duda. Todavía no se los dije a los players, indudablemente lo realice mañana (sábado) a fin de que estén dirigidos de lleno en el partido. No me agrada ofrecer el equipo. Lo único que haría es ofrecerle al contrincante una conformación definida y oficial sobre con qué jugador saldré, alén de que alguno logre mudar funcionalidades”, sentenció el entrenador en frente de los micrófonos de la prensa.

Claro que esta situación transporta a las especulaciones sobre el que al final va a ser el once de River para conocer a Boca. La verdad es que hay prácticamente diez nombres establecidos, y el jugador número once a estas alturas se transforma en una parte central, puesto que podría mudar toda la fisonomía del equipo. Una alternativa que se viene barajando es que juegue Carrascal de entrada como lo venía realizando, si bien hay otros 2 apellidos que asimismo se ilusionan con estar.

Cocina Diabetes

Uno es Bruno Zuculini, quien podría meterse para ofrecerle mayor equilibrio al medio y además de esto se desprenda para llegar por sorpresa al área. La tercera opción alternativa es que Julián Álvarez empiece el cotejo en vez del colombiano, parándose un tanto mucho más adelantado. Pero hay una cuarta opción alternativa que a esta altura sería una auténtica bomba. A lo largo de la semana Gallardo practicó volviendo a la línea de 4 defensores, a fin de que se genere el ingreso de un refuerzo.

En estos ensayos el que dejó su puesto fue Milton Casco como del costado por la derecha, y el que ingresó fue Agustín Palavecino, hombre que cada día prosigue sumando minutos y seguridad. Así la iniciativa sería que Paulo Díaz se pare como stopper por la derecha, siendo salida por el del costado, y el exPlatense se encargue de producir juego para tener mayor posesión de pelota y ser mucho más punzantes en el momento de agredir. Hasta el desenlace se sostendrá la duda, la que va a ser resulta cuando la planilla se pegue en la puerta del vestuario.





Fuente

Apuesta Exitosa