La actriz y mujer del príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II, denunciaron públicamente a integrantes de la familia real y detallaron la «preocupación» de exactamente la misma por el tono de piel que podía tener su hijo en el momento en que se encontraba embarazada.

La entrevista se transmitió a pesar de las preocupaciones persistentes sobre la salud del duque de Edimburgo quien fue operado del corazón la semana pasada y en medio de acusaciones de que la duquesa de Sussex maltrataba al personal de la casa real.

La entrevista se transmitió pese a las intranquilidades persistentes sobre la salud del duque de Edimburgo quien fue operado del corazón la semana anterior y en la mitad de acusaciones de que la duquesa de Sussex maltrataba al personal de la vivienda real.

Las fulminantes afirmaciones de Meghan Markle y el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II, sobre las intranquilidades del color de la piel que su hijo Archie podría tener antes de nacer de una parte de integrantes de la familia real a lo largo de una entrevista concedida ayer de noche a la comunicadora estadounidense Oprah Winfrey, provocaron estupor en los británicos.

En ese sentido, Vicky Ford, subsecretaria de Estado Parlamentaria para Pequeños y Familias en el Departamento de Educación, ha dicho a la cadena de televisión Sky News, que esas declaraciones de que un integrante de la familia real se encontraba preocupado por el tono de piel del niño son «completamente inadmisibles».

«No deseaba continuar viviendo»: La reveladora entrevista de Meghan Markle y el príncipe Enrique

«No hay sitio para el racismo en la sociedad de la cual formamos parte», añadió en reacción a las afirmaciones de los duques de Sussex en la entrevista y donde Meghan descubrió asimismo que contemplaba el suicidio en el momento en que se encontraba embarazada de su primogénito.

Al paso que un amigo del príncipe Harry, Dean Stott, un ex- soldado de las Fuerzas Particulares Británicas, asimismo reaccionó a la entrevista y aseguró a la cadena radial LBC que con esto dejó al Palacio muy mal.

Consideró asimismo que descubrir los comprometidos en las diálogos sobre el tono de piel de su hijo, «sería muy amenazante para ».

Además de esto calificó la entrevista de «vigorosa, franca y en ocasiones, incómoda».

Stott, que asistió a recaudar centenares de miles de libras para una esencial campaña de salud psicológica dirigida por Harry, mencionó que la parte mucho más incómoda de la entrevista para , fue percibir a Meghan comentando de sus inconvenientes.

« expresó que tenía problemas médicos mental y precisaba asistencia y absolutamente nadie se encontraba allí para dársela», ha dicho en otra entrevista, para el software BBC Breakfast.

Cocina Diabetes

Hasta entonces, se estima que el Palacio de Buckingham responda a las acusaciones vertidas en la entrevista más que nada en lo relativo a las cuestiones de racismo y los pensamientos relacionados con la salud psicológica de la duquesa de Sussex

«Recaudé 900.000 libras esterlinas (1,2 millones de dólares americanos) para la campaña de salud psicológica de la Fundación Real, con lo que son muy siendo conscientes de la relevancia de la salud psicológica, y sentir que no tenía dónde ir, fue realmente difícil de percibir», añadió.

Por su parte, el consultor de relaciones públicas británico Mark Borkowski, mencionó que las acusaciones de Meghan eran «bastante dañinos para la familia real», según consignaron numerosos medios locales.

Expresó que ciertas acusaciones y percepciones intensamente personales sobre la vida en una casa real podrían ser el comienzo de una guerra en los medios partiendo asimismo de las demandas de castigo contra Meghan Markle de una parte de ciertos de sus ayudantes.

A su juicio, esto asimismo podría ser su ocasión para ofrecer su versión de la historia o podría ser un instante a fin de que todo el planeta «dibuje una raya en la arena y empieze a charlar y intentar sanar ciertas lesiones aquí, por el hecho de que las lesiones son muy profundas», resaltó.

Para Borkowski de cualquier manera «existen muchos perdedores en esto».

En cambio el ex- secretario de prensa de la monarca británica, Hables Anson, piensa que los inconvenientes se van a tratar en privado y defendió a la familia real de las acusaciones de racismo.

«No hay ni un ápice de racismo en la vivienda real. Recuerdo que en el instante del casamiento, en el momento en que tenía un trabajo de comentarista, la gran sensación de bienvenida para Meghan y su matrimonio», ha dicho al períodico Daily Telegraph.

«Eso fue visible tanto en la prensa como en la reacción de la multitud y no pienso que haya una migaja de racismo en eso en la vivienda real en lo más mínimo», insistió

Hasta entonces, se estima que el Palacio de Buckingham responda a las acusaciones vertidas en la entrevista más que nada en lo relativo a las cuestiones de racismo y los pensamientos relacionados con la salud psicológica de la duquesa de Sussex.

En ese sentido, Anson, mantuvo que no está convencido de que vayan a contestar gracias a que tienden a tratar estos temas familiares en privado.

La entrevista se transmitió pese a las intranquilidades persistentes sobre la salud del duque de Edimburgo quien fue operado del corazón la semana anterior y en la mitad de acusaciones de que la duquesa de Sussex maltrataba al personal de la vivienda real.



Fuente

Apuesta Exitosa