Eugenia Tobal pertence a las actrices mucho más reconocidas de la Argentina, adjuntado con la China Suárez y Carla Peterson. La mediática se las arregla para estar siempre y en todo momento en incesante contacto con sus 1.5 millones de seguidores. En el mes de diciembre de 2019, Tobal fue mamá por vez primera y desde ese momento cuenta de qué forma es su novedosa rutina. Esta vez, explotó las redes de la forma mucho más inopinada.

La conocida compartió un desopilante vídeo donde hace aparición al lado de su pequeña y su maestra de yoga. Engañes Eugenia hacía la actividad, Ema acomodaba el cuadrado que tenía bajo y trataba de imitar las prácticas de su madre. “ siempre y en todo momento nos acaba enseñando a . EN TODO. Y Romeo ahí estable (sic)”, escribió la conocida en su posteo de Instagram. Romeo es la mascota que acompaña en la filmación a la pequeña.

Tiempo atrás, Eugenia Tobal conmovida por su novedosa vida de maternidad compartió unas expresiones de Rachel Marie Martin: “En ocasiones me siento como la mejor mamá de todas y cada una. En ocasiones siento que soy la peor. Me siento agobiada. En ocasiones siento que estoy en la cima de todo el mundo. Me equivoco y tengo pésimos días. En ocasiones tengo días pasmantes de Mujer Joya. Pierdo la paciencia. En ocasiones estoy apacible y distendida. Me preocupa si soy una aceptable madre. En ocasiones sé que soy buena madre”.

Cocina Diabetes

Una vez compartida la cita expresó de qué manera se sentía en relación a su nuevo estado: “Pero pese a todo eso, lo intento, amo fuerte y estoy presente en todo momento para esta pequeña que me llama mamá”. Últimamente, la intérprete recordó entre los hechos mucho más horripilantes de su historia. La estrella fue a “Los Mammones”, donde se atrevió a contarlo todo con Jey Mammón.

La celebridad charló con el Papa y este suceso resultó muy polémico en su instante: “Fue horrible lo que pasó por el hecho de que me mandaron a leer los labios. No se encontraba nada premeditado lo que le dije, solo sucedió… Nada, cero. Tampoco fue charlar del deseo. le dije que era muy feliz en mi vida y lo único que me hacía falta era ser mamá por el hecho de que era cierto y en su instante era lo único que me hacía falta. Fue un instante muy privado y muy íntimo y charlábamos al oído y solo uno de mis hermanos, que se encontraba al costado, pegado, escuchó la charla. No daré el nombre del periodista pues ahora lo charlé con y me solicitó excusas, bien conocido”.





Fuente

Apuesta Exitosa