El exjuez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni, apoyó este jueves la resolución de la Administración Nacional de la Seguridad Popular (Anses) de intimar a jueces y fiscales a fin de que se jubilen. «Contablemente llevan razón», argumentó el exmagistrado, que asimismo reafirmó que hay un «aparato de lawfare» y alertó sobre una viable «pueblada» o alzamiento popular.

«Las jubilaciones judiciales son altas, en ocasiones desmesuradamente altas. Anses debe tener la disponibilidad presupuestaria para hacerles frente en el instante que se hagan funcionales, tal es así que me da la sensación de que contablemente llevan razón», arguyó en diálogo con FutuRock y se refirió a la resolución como «una medida que deja el ordenamiento del organismo». «Tienen que realizar un presupuesto y calcular cuánto deben abonar, consecuentemente tienen que entender cuándo se marchan a ir (los jueces y fiscales)», profundizó.  

Como notificó El Intransigente, el organismo que conduce Fernanda Raverta envió una intimación a todos y cada uno de los integrantes de la justicia «que presentaron mismos su pedido de jubilación y no acabaron el trámite» para advertirle que si en el período de 30 días no proceden a renunciar van a perder el trámite que había empezado frente al Anses para tener la jubilación del régimen previo del Poder Judicial. La polémica se ahondó después de conocerse que en la lista de intimación se incluyó al fiscal Eduardo Taiano, solicitado de investigar ciertas demandas por el «Vacunatorio Vip«.

Cocina Diabetes

Condena a Lázaro Báez y cambios en la Justicia

Por otra parte, Eugenio Zaffaroni apuntó que la condena a 12 años de prisión al Lázaro Báez «exhibe que el aparato del lawfare prosigue intacto». «Se harán brutalidades de toda índole», apuntó en referencia a la resolución del Tribunal Oral Federal N.° 4 que halló al financista relacionado al kirchnerismo por considerarlo penalmente responsable del delito de lavado de activos agravado por 55 millones de dólares americanos entre 2003 y 2015.

«El aparato del lawfare prosigue operando. Tienen una sensación de omnipotencia», amplió el exjuez del Tribunal Supremo y aseguró que en el ámbito de hoy «el gobierno no posee capital político para efectuar transformaciones en el Poder Judicial». Sin embargo, mantuvo que «no cree» que sea «muy efectivo» efectuar transformaciones por el hecho de que «los jueces que están implicados son una minoría situada en sitios estratégicos». Para finalizar, volcó la mirada a futuro y alertó que «con el tiempo esta sensación de omnipotencia del Poder Judicial va a finalizar en una pueblada y eso hay que evitarlo».





Fuente

Apuesta Exitosa