El 25 de noviembre pasado, el neurocirujano el día de hoy investigado por homicidio culposo sostuvo una sucesión de diálogos por WhatsApp mientras que se dirigía al country San Andrés donde el ídolo perdió la vida. El increíble desparpajo frente la desaparición de su tolerante.

Los celulares del neurocirujano Leopoldo Luque y de la psiquiatra Agustina Cosachov, los primordiales acusados en la causa que inspecciona la desaparición de Diego Maradona por un presunto homicidio culposo, tuvieron una actividad intensa el 25 de noviembre de 2020 en el que el máximo ídolo del futbol mundial murió. A lo largo de 33 minutos los médicos intercambiaron numerosos mensajes de WhatsApp que fueron difundidos ayer por Infobae, en donde narraban lo que ocurría en el country San Andrés de Tigre, donde Cosachov y el sicólogo Carlos Diaz habían ido por un control de rutina.

Mas aparte de los contenidos escritos, cruzaron una esencial proporción de audios donde narraron punto por punto lo que ocurría mientras que los médicos del servicio prepago procuraban reanimar al ídolo sin éxito. Además de esto hay 2 mensajes de voz, donde Luque le cuenta a 2 colegas de la novedad. Este material está incorporado al expediente y fue valorado como de interés por los fiscales. Se extrajo de la pericia oficial que además de esto fue entregada a las partes incorporadas a la causa como particulares afectados.

En el momento en que todo era indecisión, Luque ahora se encontraba alerta del inconveniente a través de los mensajes que le mandaba Cosachov. La tensión medraba en casa de Tigre y las chances del Diez de subsistir se extinguían. En la mitad de las malas novedades que llegaban, el neurocirujano se comunicó con uno de sus asociados para contarle lo que había pasado y para señalarle con precisión donde queda el country donde Maradona moría: “Tranca vos, estoy por la autopista ahora. Semeja que ha muerto. Posta que ha muerto. Vecindario San Andrés, tenés que pasar viste el que vamos siempre y en todo momento, Santa María de Tigre. Tenes que continuar por esa, proseguir, continuar por esa calle hasta llegar a Italia. Esta sobre Italia. En este momento te paso la localización”.

Ciertos minutos después, en los medios nacionales comenzaba a propagarse la información de que Maradona se había descompensado si bien todavía no se confirmaba su muerte. Cosachov, angustiada, le comunicaba lo que pasaba a Luque que, hasta entonces, respondía a uno de sus contactos que le envió una atrapa de pantalla de televisión donde un noticiero discutía el tema.

La respuesta de Luque fue de un desparpajo temerario:

“Si boludo semeja que logró un paro cardiorrespiratorio y se marcha a cagar muriendo el gordito. Ni la más mínima idea que logró. estoy yendo para allí”.

Puntualmente sobre la charla con Cosachov, que impresionantemente se da entre sms y audios sin importar la premura del caso, en la pericia aparecen numerosos audios en los que la profesional le reporta lo que pasa en la vivienda mientras que Luque maneja en dirección al country de Maradona.

“En este momento está con el conjunto (de la ambulancia) lo están reanimando con una vía y también intubando. Mas estuvimos como diez, quince minutos haciéndole por el hecho de que no llegaba la ambulancia”, enseña la psiquiatra.

Cocina Diabetes

En otro de los audios, la experto es aún más concreta actualmente en el que lo hallaron a Diego en el momento en que ingresaron a su habitación: “Entramos a la parte y se encontraba frio, frio. Con toda la circulación marcada. Comenzamos a llevar a cabo la reanimación y recobró un tanto el tono y, afirmemos, recobró algo de la temperatura corporal. Todo eso aproximadamente fueron 10 minutos que le hacíamos RCP manual, afirmemos entre la enfermera, “El Negro”, y “Monona” (la chef) y después llegó la ambulancia. En este momento están procediendo . No nos dicen de qué manera está la situación. salí y no me dicen nada”.

Después de eso Luque le manda 2 audios seguidos en los que le consulta sobre si en el momento en que lo procuraron reanimar a Diego. Cosachov responde por escrito que se lo palpó y que “parecía fallecido”.

El neurocirujano procura aliviar a su compañera de conjunto médico: “Tranqui. Trata de bajar. O sea de esta forma, es de esta manera. Es un tolerante complejo y bueno, pasará lo que deba pasar. estaremos ahí a bancar la que venga”, aseveró.

Luque completa este cruce de audios en el instante mismo de la desaparición del Diez con un tema que sería recurrente en las futuras diálogos tras ese día: llevar a cabo hincapié en que las hijas de Diego estaban alerta de todo cuanto se hacía y asimismo que firmaron el alta en la Clínica Olivos para expedir a Maradona a la presunta internación domiciliaria. Claro que por más firma familiar que haya, para los estudiosos la rúbrica de un médico es la que verdaderamente pesa.

“Ahora está. Hicimos lo que debíamos llevar a cabo, Agustina. Se encontraba la familia alerta de todo, todos en comunicación. Son pacientes de esta forma, realmente difícil. Nada, lo único que te solicito es que me avises si se marchan de ahí y para donde van de esta manera voy directo. Lógico que si sigue con vida. Pues por de qué manera está el panorama está difícil. Si se quedan en la vivienda, en ocasiones por el hecho de que piensan que no aceptaría un traslado”, concluye la charla el neurocirujano.

Mientras que en la Fiscalía General de San Isidro los fiscales Laura Capra, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren, ordenados por el fiscal general John Broyad y su conjunto, prosiguen examinando el material de las celulares secuestrados y diferentes pruebas, no se desecha que en los próximos días los acusados Luque y Cosachov sean llamados a indagatoria. En los corredores de tribunales se rumorea que podrían sumarse más encausados del ambiente médico y personal de Diego Armando Maradona.

Para los fiscales, lo que pasaba en el country San Andrés era ciertamente una internación domiciliaria, una demasiado imperfecta, sin un llamador de cama a la visión, un desfibrilador, no un tanque de oxígeno o bien suero. Por ahora, se estima que se defina la fecha del acontecimiento que va a ser clave para determinar la imputación de homicidio culposo: la junta médica, al cargo de expertos de la Asesoría Pericia de la Procuración, que van a ser los responsables de determinar, al lado de probables peritos aportados por las partes, si Maradona padeció ciertamente una mala práctica.



Fuente

Apuesta Exitosa