Los coches utilizados duplicaron el valor en un año y achicaron la brecha con los costos de los 0km. Aun en varias concesionarias cuestan mucho más que los nuevos.

Un caso de muestra es el del Volswagen Gol Comfortline, que en 2020 tenia un precio de lista de $1.001.441 nuevo y de $590.000 utilizado. El día de hoy el 0km está valorado en $1.354.000 al tiempo que y tambiénl patentado en 2019 se publica a $1.130.000.



Apuesta Exitosa