«En el umbral de este comienzo, dirijo a todos mi cordial deseo de un feliz y sereno 2021. Que sea un año de fraterna solidaridad y de paz para todos», propuso el pontífice.

El papa Francisco resurgió públicamente, después de los «dolorosa ciática» que lo forzó a suspender su participación en 2 misas sucesivas en las últimas horas, y solicitó «un año de fraterna solidaridad y de paz para todos», al recitar el Ángelus en ocasión de la Día Mundial de la Paz que se festeja este viernes.

«En el umbral de este comienzo, dirijo a todos mi cordial deseo de un feliz y sereno 2021. Que sea un año de fraterna solidaridad y de paz para todos», propuso el pontífice a lo largo del mensaje que dio desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, con televisación directa en uso contínuo.

En el que fue su primer mensaje del año, el Papa leyó el artículo parado en oposición al micrófono y deseó «que reine la paz en el corazón de los hombres y en las familias; en los sitios de trabajo y de ocio; en las comunidades y en las naciones».

«Los lacerantes acontecimientos que marcaron el sendero de la raza humana el año pasado, especialmente la pandemia, nos enseñan lo primordial que es interesarse por los inconvenientes de los otros y comunicar sus intranquilidades»
Gracias a una «dolorosa ciática», el pontífice se había visto obligado a suspender su participación en las Primeras Vísperas y Te Deum con el que iba a despedir el año a lo largo de la tarde del jueves, y asimismo de la Misa por la Día Mundial de la Paz con a que esta mañana pensaba abrir el calendario de celebraciones.

«Los lacerantes acontecimientos que marcaron el sendero de la raza humana el año pasado, de forma especial la pandemia, nos enseñan lo primordial que es interesarse por los inconvenientes de los otros y comunicar sus intranquilidades», enmarcó el Papa, de 84 años, su mensaje.

Cocina Diabetes

«Esta actitud representa el sendero que lleva a la paz, porque estimula la construcción de una sociedad establecida en las relaciones de fraternidad», aseveró el Papa, que como una parte de las medidas adoptadas por el Gobierno italiano para impedir la difusión del coronavirus en las fiestas, evitó las celebraciones en la Plaza San Pedro, donde comúnmente se aglomeran los leales.

«Todos , hombres y mujeres de este tiempo, está llamado a traer la paz cada día y en todos y cada ámbito de vida, manteniendo la mano al hermano que requiere una palabra de consuelo»
«Todos , hombres y mujeres de este tiempo, está llamado a traer la paz cada día y en todos y cada ámbito de vida, manteniendo la mano al hermano que requiere una palabra de consuelo, un ademán de inocencia, una asistencia caritativa», convocó.

En ese marco, Jorge Bergoglio propuso que «la paz se puede crear si comenzamos a estar en paz con nosotros y con quien poseemos cerca, sacando los óbices que nos previenen cuidar a quienes están en necesidad y en la pobreza».

«Hablamos de desarrollar una forma de pensar y una cultura del precaución, para vencer la indiferencia, el descarte y la rivalidad, que desgraciadamente predominan», explicó el pontífice argentino en su primera intervención pública del año.

Al paso que mantuvo que «la paz no es solo sepa de guerra, sino más bien vida rica de sentido, configurada y vivida en la realización personal y en el comunicar fraterno con los otros. Esa paz tan ansiada y puesta siempre en riesgo por la crueldad, el egoísmo y la maldad, se transforma en viable y realizable».

Este viernes fue el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, quien festejó la primera misa del año en la Basílica de San Pedro, a lo largo de la que leyó la homilía lista por el pontífice donde Francisco propuso que «el planeta está dificultosamente contaminado por el decir mal y por el reflexionar mal del resto, de la sociedad, de sí mismos».

«Este año, mientras que aguardamos una restauración y nuevos tratamientos, no dejemos de lado el precaución. Porque aparte de la vacuna para el cuerpo, se requiere la vacuna para el corazón, que es el precaución», deseó Parolin leyendo el artículo del Papa.

A la primera hora, Francisco publicó una postal en su cuenta de Instagram donde deseó que en 2021 «la raza humana logre progresar por el sendero de la fraternidad, la justicia y la paz».

Apuesta Exitosa