Hace tan solo una semana que «Corte y Confección Famosos» arrancó a salir al aire y desde entonces ya dio mucho que hablar. Las primeras sorpresas, elogios, favoritos, criticados y peleas no tardaron en aparecer. Una de las más cuestionadas hasta el momento ha sido Ximena Capristo, no solo por el jurado, sino también por Matilda Blanco, la jefa del taller de costura, con quien tuvo un durísimo cruce que causó una tarde de furia en Canal Trece.

Todo se dio cuando la diseñadora llegó al taller para ver como las celebridades estaban preparando su siguiente outfit para presentar en el desafío. En ese momento, mientras Blanco hablaba, sintió que Capristo no le estaba prestando anteción y no dudó en salir a enfrentarla. ¿Podrán hacer las paces en algún momento o será el fin de la relación entre ellas?

«Bueno, haber la señorita Ximena, que tiene tantas ganas de hablar…», lanzó sin puiedad la jefa del taller al ver que no la escuchaba. «No, no tengo ganas de hablar…No, no es que no tenga ganas pero después no llego», expresó la esposa de Gustavo Conti. «Bueno, entonces paso a otro», se sinceró diciendo la diseñadora. «No, quiero que me ayudes», acotó la participante muy nerviosa ante la posiblidad de no poder terminar su prenda.

Cocina Diabetes

«Imagínense que yo vengo a ayudarlos, ver que necesitan, pero veo que directamente no soy bienvenida», acotó Blanco. «No, perdón Matilda, ¿Podemos volver a empezar?», quiso saber Capristo, para luego comentarle sobre su trabajo y poder recibir los consejos de Matilda. Más allá de este momento, la concursante vivió este viernes un tenso ida y vuelta con el jurado que no creyó que el diseño fuera propio de Ximena.

Tras las devoluciones, Matilda la destrozó en una entrevista por «La Once Diez»: «Está exacerbada, no sé si le pone pasión o está sacada, loca. Ella tiene que atemperarse y calmarse un poco, contar las cosas de otra manera, desde otro lugar. No sabe coser y no tiene buen gusto. Pero tiene que aprender porque para gustos hay de todo y hay gente que compra cosas de mal gusto. La cosa es que se dedique a aprender a coser y a lo mejor hace una colección y la vende toda, si está lleno de gente con mal gusto», había dicho la especialista.





Fuente

Apuesta Exitosa