Al conseguir el poder del municipio de Rangún horas tras parar a la jefe de hecho del gobierno, Aung San Suu Kyi, el ejército de Myanmar proclamó este lunes el estado de urgencia por un periodo de un año y nombró a un general como presidente interino. El posible golpe de Estado en el territorio asiático se confirmó a lo largo de la noche del domingo en Argentina.

Según consignó la agencia AFP, la resolución que tomó el ejército birmano es que se requiere para proteger la “seguridad” del Estado, según aseguraron los propios militares en una declaración en la cadena de televisión del ejército NAME. Acusaron a la comisión electoral de no haber remediado las “gigantes irregularidades” que se generaron, según , a lo largo de las selecciones legislativas de noviembre, que ganó el partido de Suu Kyi.

¿De qué forma se llegó a este punto?

El ejército de Myanmar dio este lunes (noche de Argentina) un posible golpe de Estado contra el gobierno civil de Aung San Suu Kyi, exactamente el mismo día en el que los miembros del congreso de los diputados debían regresar al parlamento por vez primera desde las selecciones en general de noviembre. El ejército detuvo a la jefe de Estado de hecho y al presidente Win Myint, confirmó un representante de la Liga Nacional para la Democracia (LND).

La LND, el partido de Suu Kyi, ganó los comicios de noviembre pasado por extensa mayoría, mas las tensiones con los militares se incrementaron la semana anterior. O sea gracias a que afirman que hubo irregularidades en los comicios, que fueron los segundos desde el objetivo de la dictadura militar en 2011, y que por extensa mayoría ganó la LND, el partido de la habitual Suu Kyi.

Cocina Diabetes

De esta forma, la LND consiguió el 83% de los 476 escaños en el parlamento, mas el ejército asegura haber descubierto 10 millones de casos de estafa electoral y ha pedido a la comisión electoral que publique las listas electorales para verificarlas. El martes, en rueda de prensa, el representante del ejército no descartó que los militares tomen el control del país para llevar a cabo frente a eso que tachó de crisis política.

Los miedos aumentaron aún más el miércoles una vez que el jefe del ejército, el general Min Aung Hlaing, sin lugar a dudas el hombre más poderoso de Myanmar, afirmara que la Constitución podría ser “anulada” bajo determinadas situaciones. Estos conmovieron a la sociedad y pusieron a los diplomáticos en estado de alarma. La semana anterior se vieron movimientos de tanques del ejército en los estados de Rangún, Naypyidaw, Kachin y Shan y se organizaron manifestaciones en pos de las fuerzas armadas.

Podría ser el tercer golpe de Estado

Esta situación Myanmar ahora la pasó en un par de ocasiones. Su Constitución fué derogada en 1962, en el momento en que el ejército tomó el poder, y en 1988, en el momento en que se instaló la junta militar, tras un golpe de Estado. En la situacion de hoy, de momento no se sabe de qué forma evolucionarán las cosas. Mientras, el país está lidiando con un brote de coronavirus y registró más de 140.000 casos.

Además, se encara a inconvenientes económicos y a una disminución de las exportaciones agrícolas a China, según un informe del Banco Mundial del año pasado. “Myanmar podría perder el beneficio de los progresos conseguidos a lo largo de la última década en la pelea contra la pobreza, con familias más atacables y conminadas por el desempleo”, apunta dicho informe.



Fuente

Apuesta Exitosa