Un conjunto de vecinos del concejo de Morón vivió una mañana de terror. Un perro de raza pitbull, que se encontraba en la puerta de su casa sin correa ni bozal, se escapó y atacó por lo menos cinco personas. Según reafirmaron los vecinos, el animal pertenecía al exconcejal Marcelo Ríos y debió ser matado a balazos por la policía. Entre las víctimas, Marta Martínez, relató: “La multitud que me asistió me salvó la vida”.

La mujer dialogó con Radio 10, donde contó de qué forma sucedió todo. Martínez volvía a su casa después de dejar a su hijo con su profesora especial en el momento en que se halló de frente con el perro en la intersección de las calles Alessandri entre Avellaneda y Azul. “Levanté la cartera, el perro me agarró la mano y me sacó el tendón”, apuntó la mujer quien mencionó que por los nervios y el susto no sintió mal.

Tras el primer ataque, el perro le mordió la otra mano y el brazo. En la mitad de la desesperación, Martínez solicitó asistencia y un matrimonió abrió las puertas de su casa para asistirla. “Un hombre me salvó, la mujer me agarró y me metió en la vivienda. El perro atacó al hombre y después a la mujer”, contó. En ese instante llegaron los policías de la bonaerense y todos les solicitaban a los oficiales que maten al perro.

Cocina Diabetes

“El dueño solicitó que le dispare, con los tiros el perro prosiguió atacando. En el momento en que lo soltó a un hombre, salió una chavala que venía del hospital de Morón para asistirnos y el perro la atacó. Le arrancó un pedazo de la pierna”, agregó la mujer. “El dueño, Marcelo Ríos, trabaja en la superintendencia. Dejó la puerta abierta y se le escapó el perro”, explicó Martínez quien apuntó que el animal recibió seis tiros desde la orden del dueño.

La mujer fue velozmente atendida por personal médico y recibió cerca de 100 puntos de sutura. Según su testimonio, la cirujana no le intentó comunicar el número exacto. “No me desearon decir cuántos puntos tengo, perdí la cuenta ha dicho la cirujana. Fue de terror, sangre por doquier”, completó la mujer al terminar de narrar todo lo ocurrido y agradecer que su hijo no se encontraba en el sitio.



Fuente

Apuesta Exitosa