Un novedoso estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de California, campus San Francisco, en mujeres embarazadas y neonatos, detectó más de 50 sustancias químicas que no habían sido encontradas en humanos previamente, de las cuales la mayoría son de origen desconocido.

Los resultados de la investigación, publicados recientemente en Environmental Science & Technology, indicaron la presencia de 109 compuestos químicos en la sangre de mujeres durante el embarazo, así como en la de sus hijos recién nacidos, lo que podría indicar que estos son transmitidos a través de la placenta.



Apuesta Exitosa