Héctor Daer, titular del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), estuvo este martes en A24 hablando sobre la posibilidad de que el sector de salud haga un paro la semana que viene. El secretario general de la CGT aseguró que si para este sábado no hay un acuerdo respecto al reclamo salarial, desde el martes habrá un paro de 24 horas.

Daer contó que el sábado se producirá una nueva reunión del consejo directivo del sindicato con los delegados: “Si no hay un acuerdo hasta ese momento, el martes haremos un paro de 24 horas”. El gremio había anunciado oficialmente unas horas antes un “Plan de Lucha Nacional”, que comenzará el jueves con asambleas informativas y continuará el viernes con un paro de tres horas.

“Esto tiene un origen, que es julio del año pasado. Nosotros renovamos paritarias en julio, nos llevó una discusión hasta agosto, en pleno pico de la pandemia. No tuvimos la posibilidad de cerrar un acuerdo. Fuimos con una suma fija que arrancó en 4000 mil pesos y terminó en diciembre con 7000. Estuvimos conversando este tema y hablando con los responsables del sistema de salud, y llegamos a este punto sin encontrar una respuesta”, explicó el sindicalista.

Cocina Diabetes

Según Daer, el reclamo del sindicato se debe al retraso en el tiempo de la actualización del salario, y a que en tres meses se realizará la paritaria del 2021. “Lo que tenemos que discutir de fondo es que haya voluntad de los empresarios y financiadores de corregir este gran desfasaje que tienen en sus ingresos los trabajadores y trabajadoras”, afirmó.

A su vez, señaló que hay responsabilidad del gobierno nacional en este conflicto, debido a “la regulación de aranceles con los grandes financiadores que son el PAMI, el IOMA y las obras sociales”. También opinó que una eventual conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo sería “injusta” porque “este tema lo saben todos los funcionarios”.

“Acá hay que encontrar salidas, nosotros no queremos ir a una medida de fuerza. ¿Pero hasta cuándo vamos a esperar? Esto se da en un año donde las consecuencias sanitarias son complejas, con el personal cansado, abatido y encima que no le alcanza la plata para llegar a fin de mes”, argumentó Daer, quien también aclaró que la medida de fuerza no afectará la campaña de vacunación, y que se seguirán atendiendo a los enfermos de coronavirus.



Fuente

Apuesta Exitosa