Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue condenado este martes a prisión perpetua por narcotráfico en un tribunal de Nueva York. El autor del delito había sido diputado de ese país y en 2019 fue declarado culpable de tráfico de más de 185 toneladas de cocaína, falso testimonio y posesión de armas de fuego.

Según publicó la agencia NA, el juez Kevin Castel del tribunal de Nueva York expresó en la sentencia que la condena hacia Tony Hernández era «ampliamente merecida». Además, los fiscales habían pedido la prisión perpetua ya que el hermano del presidente «no había mostrado remordimiento» durante el proceso judicial.

Cocina Diabetes

Los fiscales también señalaron que Hernández fue «una figura central en una de las conspiraciones para traficar cocaína más grandes y violentas del mundo». Por su parte, la defensa del acusado había pedido la sentencia obligatoria mínima de 40 años. Si bien el presidente no enfrenta cargos, fue calificado como «co-conspirador» en el caso de su hermano.

El presidente Juan Orlando Hernández y la Casa Presidencial de Honduras desmintieron vía Twitter las acusaciones contra Tony Hernández. Antes de la condena, el presidente había anticipado que esta sería «dolorosa», pero afirmó que los cargos en su contra eran mentiras por parte de narcotraficantes y asesinos que querían reducir sus sentencias.

El mandatario hondureño también manifestó que tiene en su poder transcripciones de grabaciones hechas por la Administración de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos del año 2013, en las cuales los narcotraficantes que hoy acusan a su hermano aseguraban que no podían negociar con él. A su vez, Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo, que gobernó entre 2010 y 2014, había sido condenado en 2017 a 24 años de cárcel por narcotráfico.





Fuente

Apuesta Exitosa