Desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” reportan que a lo largo de la pandemia de COVID-19, se ha aumentado las consultas por cefalea tensional y jaquecas. Destacan que todas y cada una de las dolores de cabeza y jaquecas, tienen régimen, sea analgésico como precautorio.

En este sentido, el médico neurólogo, del citado Centro Asistencial, Dr. Christian Bortoluzzi, apuntó que vienen registrando un incremento en las consultas por cefalea tensional, tanto en la guarda como en el consultorio de medicina neurológica, “en este último podríamos decir que hasta el 90 % de las consultas fueron por jaquecas o dolores de cabeza”. 

En este marco, señaló la prevalencia de la cefalea. “La cefalea es el síntoma neurológico mucho más recurrente por lejos, prácticamente todos los humanos han sufrido cefalea en algún instante de sus vidas, con lo que la cefalea es una nosología común, en las consultas de la guarda de urgencias, en el consultorio de un médico clínico y del neurólogo”. 

Continuando con el tema, explicó que hay 2 géneros de dolores de cabeza, las primarias y las secundarias. “Las primarias son las mucho más usuales, son de tipo tensional, la jaqueca y la cefalea tipo racimos. En las secundarias están las que implican traumatismos de cráneo, inconvenientes vasculares, tumores, pero en la mayor parte de las situaciones, son trastornos buenos”. 

Con lo que, aseveró que la mayor consulta en los consultorios de medicina neurológica, es por la cefalea tensional. “Esta relacionada a la tensión muscular, los pacientes refieren un mal opresivo holocraneal, o sea en toda la cabeza, en ocasiones manifiestan que sienten como un cinturón, opresivo o pulsátil, asociado a nauseas vómitos, que acostumbra perdurar de 3 horas a 3 días, en general son leves a moderados”. 

Además de esto, Dr. Christian Bortoluzzi, se refirió a la jaqueca. “Es una dolencia donde los pacientes refieren un mal profundo, hemicráneo o unilateral, de intensidad severa, es discapacitante, incrementa con la actividad física, está asociado a los síntomas náuseas, vómitos, intolerancia a luz, al estruendos y un 20 % de los pacientes acostumbran a tener auras que es un síntoma focal, y en la mayor parte de las situaciones tiende a ser visuales”.

Cocina Diabetes

Al paso que, especificó que el aura visual se acostumbra enseñar como «escotomas» disminución visual o centellantes como sentir brillos, acostumbran a manifestarse una hora antes del mal, y otros síntomas de auras son los síntomas sensitivos como ser: hormigueo en la cara, brazos o piernas. 

Con relación a la prevención de la cefalea tensionales, aconsejó sostener una vida saludable, haciendo actividad física, intentando de achicar la tensión muscular haciendo ocupaciones de relajación como yoga, pilates, natación y travesías cotidianas. 

Al paso que, en la situacion de las jaquecas, el profesional, recalcó que asimismo se aconseja llevar una vida sana. “en la consulta vamos interrogando al tolerante para conseguir cuáles son sus componentes precipintantes. Al paso que nombró como detonadores de la jaqueca, la higiene del sueño, ciertos alimentos, bebidas, el agobio; además si hay patrones genéticos hereditarios”. 

Frente a la consulta de cuándo se aconseja preguntar a la guarda de Urgencia frente al síntoma de cefalea, aconsejó “hay un conjunto etario, en los que existen que prestar atención, hablamos de ocasiones en el momento en que las dolores de cabeza comienzan tras los 65 años, que empiezan con intensidad severa, que dura mucho más de veinticuatro horas, que provoque síntomas focales como: debilidad, hormigueo, pérdida del charla o vista, de mostrarse ciertos de estos síntomas «de alarma» se aconseja preguntar a la guarda.

Además, notificó que frente a un cefalea, la población puede preguntar con un médico clínico, que empezará un régimen conveniente y si es requisito derivará a neurólogo.

De la misma manera, mentó que la cefalea y jaqueca son discapacitantes, tienen la posibilidad de producir ausentismo laboral y/o disminuciones en el desempeño laboral. “Hay numerosos estudios donde calculan que los costes directos (así sea para el diagnóstico y sus tratamientos), son enormemente superados por los indirectos que son el ausentismo y el bajo desempeño laboral, con lo que es primordial tratarlos para prosperar la calidad de vida de la personas”.

Al final comentó que todas y cada una de las dolores de cabeza y jaquecas, tienen régimen, sea analgésico como precautorio, “hay tratamientos precautorios bastante prácticos”.



Fuente

Apuesta Exitosa