Llega el fin de semana y es imposible evitar las ganas de degustar algo delicioso y dulce. La crème brûlée es una de las recetas  más fáciles y cargadas de sabor que encontraremos para quitarnos esos antojos, sumado a que necesitamos muy pocos ingredientes.

Es un postre clásico de Francia y se lo conoce a veces como leche quemada, haciendo referencia a la capa de caramelo crocante que lo cubre. Hoy te enseñamos la receta, también todos los trucos que necesitas para hacer esta delicia y disfrutar en familia.

Temas



Apuesta Exitosa