La Ley del Presupuesto 2021 señalaría la previsión de que el Déficit Fiscal Total del Ámbito Público Argentino rondará los 9,94 partido popular. Pero puede lograr los 12,24 partido popular del PBI. Los retos del Consejo Económico y Popular.

La necesidad de recobrar la estabilidad fiscal es clave para crecerLa necesidad de recobrar la estabilidad fiscal es clave para medrar

Oportunamente, en “El Plan, la sarasa y el aporte solidario” definíamos que un plan es la “composición de acción” sistémica y también integral, por norma general escrito, sobre las formas, medios y objetivos por medio de las que se incorporará “la política económica”, indispensable para “hablar” con el campo privado. Y como una «sarasa» a esos “papers” (documentos de trabajo o tesinas), elaborados por algunos alumnos argentinos en universidades foráneas, graduados o a puntito de llevarlo a cabo, para lucirse en la academia, con fútiles implicancias prácticas.

No obstante, en tiempos en que el oficialismo empezó a producir encuentros con líderes sindicales y hombres de negocios con vistas a la constitución de un “Consejo Económico Popular”, resulta clave dilucidar hacia cuál de las categorías antes descritas se orienta el accionar visto.

Para esto, nos enfocaremos en el accionar fiscal incurrido, en el ejercicio 2020 por la parte del Ejecutivo, y proyectaremos lo que acontecerá para el corriente año.

Sobre el 2020
Señalamos en su instante en “Sobre Modelos, Proyectos, Programas y Proyectos …” que achicar de manera significativa el Déficit Fiscal Total (DFT) del Ámbito Público Argentino (SPA), hasta encontrar la estabilidad entre capital y egresos totales es condición que se requiere para brindarle rigidez a la Política Económica.

En el Cuadro se observan sus elementos y su participación en puntos porcentuales (partido popular) sobre el Producto Bárbaro De adentro (PBI).

Déficit 2020: de qué forma se financió
Es dable destacar que mientras que el Poder Ejecutivo logre financiamiento para el exceso de costos sobre sus capital, así sea voluntario (con apariencia de crédito) o involuntario (libramientos impagos, facturas conformadas pero no pagadas a su vencimiento)), el déficit se convierte en un indicio de “enfrentamiento potencial”; en el momento en que por el momento no logra quien lo fondee se convierte en un “enfrentamiento inmediato”.

De qué manera se financió:

Cocina Diabetes

mediante los bonos comprados por el Campo Privado Financiero y No Financiero (los Gobiernos Nacionales, Provinciales y Municipales, bajo determinadas condiciones, tienen la capacitad de producir bonos o instrumentos de deuda y ponerlos en el ámbito privado, quedando registrado en la Contabilidad de la Deuda Pública y, desde la operatoria del BCRA. El Banco Central de la República Argentina ( BCRA) le puede dar fondos al Tesoro Nacional (TN) al unísono que financia su déficit (el “cuasifiscal”), cuyas magnitudes y fuentes de fondos constan en su cómputo.
La utilización de esos instrumentos en la primera opción alternativa, implicaron un “agregado” de deuda para el año próximo pasado de precisamente unos 4,8 partido popular del PBI. Los instrumentos de deuda comprados por el Campo Privado a lo largo del año 2020, 4,8 partido popular de PBI, corresponden a 3,5 partido popular del Campo Público y 1,3 partido popular de Provincias y Ayuntamientos..

Por su parte en la segunda opción, el cierre del cómputo del BCRA señala que trasfirió capital monetarios por 9,3 partido popular del PBI a terceros.

Los dos conceptos sumados conforman el porcentaje que consta en la última fila del cuadro expuesto.

Sobre el 2021: proyección y secuelas Sistémicas del DFT
Más allá de que la Ley del Presupuesto 2021 señalaría la previsión de que el DFT del SPA rondará los 9,94 partido popular, nuestra prognosis por contra, consigue en los términos que se describen en el Cuadro II, los 12,24 partido popular del PBI.

Naturalmente, la forma de financiar este Déficit es idéntica a la ut supra señalada. Pero al llevarlo a cabo, se proyectan al resto de la economía sus “externalidades negativas”:

como “impuesto inflacionario”: en tanto que la emisión que se requiere para honrar los costos incurridos la debe absorber el mercado acrecentando, las familias y las compañías, sus saldos monetarios nominales y esto solo es viable sí, al sostener incesante el nivel de transferencias, el incremento de los costes licua la ampliación de los medios de pago empleados para financiar el déficit del Ámbito Público (SP). La oportunidad de que la ampliación de los medios de pagos deje un aumento de la actividad sin perjudicar el nivel general de costos en una economía bimonetaria, es dependiente centralmente de que la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos se halle balanceada, o que en su defecto sea compensado su déficit por la Cuenta Financiera, o por una variación negativa de las reservas.

como disminución de crédito al Campo Privad: ya que el depósito de préstamos del Campo Financiero al grupo de la economía es finito, la expansión hacia entre los demandantes (Campo Público) supone siempre la disminución del otro (Ámbito Privado).La adecuación del Sistema Financiero a esta novedosa situación crediticia, se aprecia en el mercado desde las demandas al Campo Privado a fin de que cancele sus cuentas deudoras. La adecuación del Sistema Financiero a esta novedosa situación crediticia, se aprecia en el mercado desde las demandas al Ámbito Privado a fin de que cancele sus cuentas deudoras. Para hallar este “crouding out” (movimiento) el BCRA elevará la tasa de interés de referencia o, el Tesoro Nacional (TN) va a subir el desempeño de sus títulos.

En este marco, someter al Campo Privado a estas contrariedades superfluas, revela “impericia en la administración”.



Fuente

Apuesta Exitosa