Boca encarará a Beatos por la revancha de las semifinales de la Libertadores en Vila Belmiro, un estadio puesto “a todo harapo” por los llenes, que colgaron banderas en sus tribunas y pusieron las figuras de ciertos ídolos, entre  4 verdugos del Xeneize en la final de la Copa de 1963: Pelé, Zito, Pepe y Coutinho.

El Estadio Urbano Caldeira (ese es su auténtico nombre) tiene aptitud para 20 mil personas, mas los llenes no van a poder estar por causas obvias. Por esa razón ciertos conjuntos -de forma especial la conocida Torcida Jovem- se ocuparon de vestir las gradas para llevar a cabo sentir la localía. Un aspecto: en entre las esquinas está situado Neymar, surgido de las Inferiores del club.

Temas



Apuesta Exitosa