La novela televisiva más triunfadora de todos loa tiempos “ soy Betty, la fea”, tuvo influencia en muchas unas partes del planeta. En el desenlace de la década de los 90’, en el 1999 se estrenó la novela televisiva colombiana que rompió con los estereotipos de hermosura. Una historia donde no había modelos y mujeres despampanantes, más bien la personaje principal no era la más afortunada de todas y cada una.

El éxito de Betty la fea no hubiese podido ser viable sin el ahínco y el talento del conjunto que trabajó en la producción. Ana María Orozco, debía lookearse a lo largo de una hora siempre que llegaba a rodar las situaciones. La profunda caracterización que incluía peinado, maquillaje y complementos era el sendero a fin de que Ana María se transformara en Beatriz Pinzón-Solano.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa