La situación en cuanto a la entrega de las vacunas comienza a politizarse en algunos puntos del país. En los últimos días, se conoció un faltante de 30 vacunas Sputnik V del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. En Santa Cruz, algo similar pasó con su intendente, que decidió vacunar a su esposa y su chofer. Y en la localidad de Henderson, su jefe comunal, decidió vacunar a 100 amigos militantes de su partido político

Temas



Apuesta Exitosa