Tras consumarse la salida del Reino Unido de la Unión Europea y el posterior acuerdo articulo-Brexit, se abrió para Argentina un canal sustancial para seguir con el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas. Por otro lado, esta luz al empezó a relucir con más fuerzas con el comienzo del 2021 donde asimismo se concretó un principio en concordancia entre España y el gobierno británico por Gibraltar. De esta manera, los causantes se entrelazan y configuran un ámbito conveniente para el reclamo argentino.

Más allá de que el preacuerdo por la península ibérica, que posiciona a Gibraltar en la región Schengen, no impacta de manera directa en el enfrentamiento Malvinas, significa un nuevo mojón en el «debilitamiento» de la política colonial británica. Es que España condicionó su aval al Brexit a que Londres se sentara en una mesa para la negociación para tratar el destino del pequeño territorio bajo dominio británico y solicitado por España, algo que fue apoyado por la UE y que forzó entonces a Downing Street a aceptar un acercamiento bilateral con La capital de españa, notificó Télam.

Con la salida de Enorme Bretaña de la Unión Europea sus entornos coloniales de ultramar dejan de tener la protección del Tratado de Lisboa, que les adjudica exactamente el mismo status que un Estado parte. Además de esto, Malvinas perderá los provecho comerciales, impositivos y aduaneros en el trueque de los isleños con los países del bloque comunitario. Estos 2 componentes, de entrada, impulsaron al Gobierno argentino argentino a reforzar el reclamo.

«Abre novedosas perspectivas»

En este sentido, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Daniel Filmus, afirmó que el Ejecutivo busca «reforzar el trabajo grupo con España para llevar a los organismos de todo el mundo sus respectivas reivindicaciones de soberanía sobre Malvinas y Gibraltar». Argentina tiene con España firmado un convenio de reconocimiento mutuo de soberanía sobre esos territorios, que tiene dentro el deber de trabajo grupo en los organismos multilaterales. El ejemplo más claro se prueba en el campo de la Cima Iberoamericana.

Cocina Diabetes

«Malvinas y Gibraltar son los 2 casos que, bajo régimen frente al Comité Particular de Descolonización, las ONU reconocen la presencia de una disputa de soberanía donde predomina la integridad territorial y no les resulta aplicable el principio de libre determinación de los pueblos. En los dos casos la Red social En todo el mundo exhorta a solucionar la disputa a través de negociaciones a dos bandas», recordó Filmus.

Si bien no se intente un ámbito semejante gracias a que el peso geopolítico de España y Argentina no es exactamente el mismo, para la Cancillería visto que Inglaterra haya debido aceptar negociar bilateralmente las condiciones de la novedosa situación de la península ibérica «abre novedosas perspectivas para el restablecimiento de un diálogo directo entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de Malvinas».

«Paraguas de soberanía»

En contraste con la fórmula del «paraguas de soberanía» usada por los gobiernos del español Pedro Sánchez y del presidente británico, Boris Johnson, en las tratativas por Gibraltar, Argentina no está preparada ignorar su reclamo por Malvinas en una eventual mesa para la negociación con el Reino Unido.»Pensamos que el Brexit es una ocasión a fin de que en la causa Malvinas asimismo se retome el dialogo bilateral entre Reino Unido y Argentina», mantuvo Filmus.

Acto seguido, el funcionario nacional explicó que en la situacion Malvinas «debe ser en armonía con lo planteado por la resolución 2065 de ONU, que Reino Unido persiste en incumplir». La posición argentina tiene el respaldo de foros de discusión multilaterales que por medio de varias afirmaciones insistieron en el llamado al diálogo, entre , la OEA, el Conjunto de los 77 + China, la Cima Iberoamericana, la Celac, el Mercosur, el Parlasur, la Cima África-Sudamérica (Asa y la Cima América del Sur-Países Árabes (Aspa).



Fuente

Apuesta Exitosa