Este lunes, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, publicó en sus comunidades la atrapa de pantalla de una nota publicada en el períodico O Globo donde se detalla la dificultosa situación popular y económica que vive el país gracias a la pandemia de coronavirus.

“Epidemia de desilusión: la clase media alta de la Argentina busca emigrar para huír de la crisis”, afirma la portada compartida por el gobernante, sin otro comentario sobre esto.

En la nota la periodista Janaína Figueiredo examina lo que llama “una fuerte inclinación hacia un nuevo éxodo de argentinos al exterior”, en el marco la crisis económica que se vive en el país. Afirma que “tras el fracaso de Mauricio Macri y la profundización de la recesión con una crisis de salud, el país vive una pandemia de desilusión”.

No es la primera oportunidad que el presidente de Brasil critica a Alberto Fernández y su administración. En verdad, antes aun de que el el día de hoy gobernante nacional ganara las selecciones en el mes de octubre del 2019, Bolsonaro había manifestado públicamente su acompañamiento a Macri y su rechazo al retorno del kirchnerismo.

Otro pico de tensión en las relaciones a dos bandas se causó con el enfrentamiento por el aborto. En el mes de octubre del año pasado, antes de las sesiones en el Congreso, llegó a cuestionar al “pueblo argentino” por haber votado a Fernández. “Sacaron a Macri y el resultado es este. Lo lamento, es lo que se meritan”, manifestó en su instante, a lo largo de una transmisión semanal en directo por su cuenta de Fb.

Cocina Diabetes

“Macri fue escogido hace cinco años con un alegato semejante al mío, siendo entre los países que logró liberarse del grupito del Foro de discusión de San Pablo, el grupito de Cristina Kirchner, de Dilma Rousseff y de Nicolás Maduro. Mauricio, como , no ha podido realizar todo cuanto deseaba llevar a cabo en el gobierno”, añadió.

Las críticas de este lunes se dan mientras que los representantes diplomáticos de los dos países negocian a contra reloj un acercamiento político entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro para aceitar las relaciones a dos bandas en la mitad de la complicada situación que se vive tanto en la Argentina como en Brasil.

Esta asamblea se daría a finales de marzo, en el marco del 30° aniversario del Mercosur, en la localidad de Foz de Iguazú. En exactamente la misma, está sosprechada además de esto la participación de los gobernantes de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

Una cima que va a ser escencial para el futuro de la zona no únicamente para progresar los ánimos diplomáticos entre países, sino más bien asimismo para discutir el pedido de apertura impulsado por Uruguay, y apoyado por Brasil, que le dejaría a cada estado integrante el efectuar pactos comerciales por fuera del bloque, algo que desde el gobierno argentino no verían con positivos puntos de vistas.



Fuente

Apuesta Exitosa