Este jueves la Casa Blanca notificó de manera oficial que el presidente estadounidense Joe Biden prorrogó la vigencia del decreto 13.692 que afirma a Venezuela “amenaza excepcional y excepcional” para la seguridad de USA. El gobierno de Nicolás Maduro respondió repudiando el hecho y expresando que es una explicación para llevar a cabo políticas contra su país.

Según notificó Télam, Biden manifestó en una corto comunicación al Congreso publicada en el lugar de la Casa Blanca: “La situación en Venezuela sigue representando una amenaza excepcional y excepcional para la seguridad nacional y la política exterior estadounidense. En consecuencia, he preciso que es requisito proseguir con la urgencia nacional declarada en el decreto 13.692 respecto a la situación en Venezuela”.

Cocina Diabetes

El gobierno de Venezuela repudió la medida del presidente demócrata a través de un aviso, en el que manifestó que “repudia categóricamente la renovación del decreto ilegal bajo el que el gobierno estadounidense aplica medidas represivas unilaterales como una parte de su política de agresiones atroces y sistemáticas contra el pueblo venezolano».

El decreto que renovó Biden fue emitido por vez primera el 8 de marzo de 2015 por el presidente Barack Obama, y desde ese instante fue prorrogado cada tres meses por y por su sustituto Donald Trump. Esta vez fue la primera oportunidad que lo logró el nuevo presidente, que había iniciado su orden el 20 de enero del año en curso.

Antony Blinken, secretario de Estado estadounidense, dialogó con Juan Guaidó, al que USA reconoce como presidente interino, y resaltó “la relevancia del retorno a la democracia en Venezuela mediante selecciones libres y justas”, aparte de instar al líder opositor a efectuar “sacrificios para trabajar con socios de ideas similares” como la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos y el Conjunto de Lima para apretar por “una transición democrática y pacífica”.





Fuente

Apuesta Exitosa