El representante del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) y presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, aseveró este miércoles que el área privado y el Gobierno nacional deben ser «precavidos» a fin de que «las ideologías no dominen» el ámbito de discusiones sobre las políticas para el campo y la cadena agroindustrial, como las retenciones.

El dirigente resaltó que el martes «hubo una asamblea más» de «un conjunto representativo de la mesa intersectorial de maíz» con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, para «comprobar intensamente todo cuanto se disparó con ciertos miedos sobre el abastecimiento de maíz en el mercado de adentro». El directivo aseveró que desde la semana anterior había informado al Ministerio que había depósito bastante para abastecer el mercado, mas apuntó que otro área (el de los productores de proteína animal) había dicho que «no había fluído de ventas», según consignó NA.

«O sea una cadena comercial que expresó que no había necesidad de intervenir el mercado de afuera. Debemos dejar en libertad porque es un instante propicio para atrapar los buenos costes de todo el mundo», apuntó Martins al programa «Alguien debe decirlo» de Radio Rivadavia. En ese sentido, agregó que la cadena comercial expresó un deber de adentro para efectuar los «mejores sacrificios a fin de que esa mercadería se mueva» y el Ministerio de Agricultura puso a predisposición «ciertas garantías» porque en algunas ocasiones se da alguna renuencia para vender a compañias el mercado familiar por temor a la demora en la cobranza.

Curso Parrillero

«Hay un deber grupo de monitorear que no se disparen bastante las exportaciones y que esto vacíe el mercado de adentro. De ahí que se liberó el cupo para registrar exportaciones», explicó el directivo de la Bolsa de Cereales. Martins resaltó además de esto que el Gobierno de Alberto Fernández y el Consejo Agroindustrial vienen opinando un pack de reglas para ofrecer previsibilidad al área por cuando menos cinco o bien diez años.

«Hay una enorme ocasión y nos encontramos persuadiendo a la política por norma general. No tenemos la posibilidad de estar modificando las reglas de juego por siempre. No solo mirándonos hacia adentro sino más bien asimismo por de qué manera nos miran de afuera (los importadores)», manifestó. El presidente de la Bolsa de Cereales mencionó que no sabe por qué razón se desarrollan estos cortocircuitos con quienes administran las políticas públicas, mas apuntó que en el momento en que hay diálogo, «hay comprensión».  «Debemos ser precavidos con que la política y las ideologías no dominen esto. Porque ahí es donde se crea la tensión. Y debemos ser maduros, por siempre con proposiciones. Poseemos una ocasión enorme por la bonanza de los costes de todo el mundo», ha dicho.



Fuente

Apuesta Exitosa