Deseoso de acaparar la más grande proporción de poder político viable, Máximo Kirchner desea quedarse con la presidencia del primordial electrónico partidario del país: el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires. No obstante, la renuencia de ciertos intendentes del conurbano le impide entrar al cargo, para lo que está inventando una estrategia en el seno de La Cámpora con la que quiere asestar un duro golpe a los ámbitos ‘rebeldes’ del peronismo.

“Los armadores de Máximo Kirchner que buscan referentes en diferentes distritos para luchar en las selecciones de 2021 y 2023, se han fijado en Horacio Pietragalla Corti, que tiene cierto encanto para los ámbitos de izquierda por su crónica de hijo de desaparecidos, su militancia en la agrupación HIJOS y su buenísima relación con Máximo y Cristina Kirchner”, especificó el periodista Beto Valdez en el software Verano de Novedades, del canal LN+.

Cocina Diabetes



Apuesta Exitosa