Romina Milagros Rodríguez, apodada por Diego Maradona como “Monona“, fue la responsable de cocina a lo largo del último año de vida del astro del fútbol. La mujer en cuestión lanzó un conmovedor testimonio en los programas “El espectáculo de los escandalones” y también “Intrusos”, y dio datos sobre el ídolo y su ambiente.

Romina contó que quienes acompañaron al Diez en los últimos días eran el plantel de seguridad, su sobrino, el secretario y el masajista. “Había que llevar su malhumor. Si no deseaba comer no comía, tenía sus horarios, era todo como deseaba. Si no comía , no comía nadie: deseaba poner a dieta a todos, lechuga y tomate para todos, me afirmaba”. La chef asimismo expuso el costado más vulnerable del Diez: “A más que nada le hacía falta una mamá. Extrañaba bastante a su madre. En el momento en que planchaba venía a la cocina a contarme sus anécdotas de chaval. Que viajaba en tren, sobre sus hermanas… Amaba a su familia”.





Fuente

Apuesta Exitosa