Luego del empate sin goles entre Boca Juniors y Santos de Brasil, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores en la bombonera, Miguel Ángel Russo confesó en conferencia de prensa que su equipo “no jugó el partido deseado”, pero se conformó “porque todavía quedan 90 minutos en Brasil para buscar lo mejor”.

Cuando “se habla de una fase definitoria como esta, siempre hay que hacerlo en referencia a partidos de 180 minutos, y por ahora se jugaron solamente 90″, advirtió.

Temas



Apuesta Exitosa