El jefe del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, aseguró que el Gobierno nacional “es una fábrica de bombas que explotan después” y cuestionó al ministro de Economía, Martín Guzmán, señalando que su situación es como la de un médico “que lo mandan a hacer la residencia al Congo”.

Para el diputado cordobés, en el ambiente político se perciben tres cuestiones sobre el Ejecutivo nacional: “Una devaluación de la palabra del Presidente, que no hay idea de un rumbo y que estamos frente a la campaña electoral del 2011-2015 cuando Axel Kicillof tuvo un arrojo de intentar salir de los subsidios y Julio De Vido lo cuestionó ante Cristina”. 



Apuesta Exitosa