La electricidad empieza a restituirse gradualmente en USA, si bien centenares de miles de hogares continuaban sin luz este jueves en la mitad de una intensa ola de frío polar que se prolonga por una gran parte del país y se estima que dure hasta el objetivo de semana. La masa de aire frío del Ártico está comenzando a desvanecerse, ha dicho el Servicio Nacional Meteorológico (NWS), que sin embargo predice que se contengan las temperaturas en negativo.

El frío podría sostenerse «en el centro-sur estadounidense hasta el sábado por la mañana», señaló el NWS. «Las llanuras y el valle de Misisipi tienen la posibilidad de aguardar temperaturas cotidianas entre 20 y 30 grados bajo lo habitual». Los meteorólogos afirmaron que mucho más de 100 miles de individuos que viven en el Medio Oeste se vieron damnificados por tormentas invernales de diversa intensidad.

Jeff Zients, coordinador de la pelea contra el covid-19 de la Casa Blanca, apuntó que el tiempo gélido perjudica la campaña de inmunización, forzando a cerrar centros de vacunación. El presidente Joe Biden, por su lado, debió postergar una visita programada para este jueves a una planta de Pfizer que genera vacunas en Kalamazoo, Michigan, de entrada hasta el viernes.

Cocina Diabetes

Ciertas zonas de Texas, Luisiana, Arkansas y Misisipi padecerán acumulaciones de hielo «paralizantes» que tienen la posibilidad de ocasionar mucho más cortes de energía y daños a los árboles, aparte de regresar peligrosas las rutas. Se han informado treinta muertes similares con las tormentas invernales desde el instante en que el tiempo frío arreció la semana anterior, en su mayor parte en accidentes de tránsito, según los medios estadounidenses, notificó AFP.

La ciudad más importante energética

Beto O’Rourke, excandidato texano en las primarias demócratas, ha dicho al canal MSNBC que la situación es «peor de lo que dicen» ya que «la multitud pasó días sin electricidad». «La ciudad más importante energética de América del Norte no es con la capacidad de proveer la energía que se requiere para calentar y dar de comer los hogares de la gente que viven en este enorme estado», añadió. «Nos encontramos cerca de ser un estado fallido en Texas».

Hasta un 73% estadounidense -excluyendo Hawái, Alaska y otros territorios fuera del conjunto de naciones- se encontraba cubierto de nieve en la madrugada del miércoles, según el NWS. Un récord desde 2003, en el momento en que comenzó a tomarse esta medición. Y Texas, donde la temperatura es cálida aun en invierno, no es una salvedad: un mantón blanco de 15 cm de espesor cubrió Austin, la ciudad más importante, un récord en mucho más de 70 años. Y podría caer mucho más nieve en los próximos días, advirtió NWS.

Habitantes de los estados de Oregon, Luisiana, Misisipi, Kentucky, Ohio, West Virginia y Virginia asimismo se vieron damnificados por cortes de energía, señaló poweroutage.us. Las condiciones extremas asimismo provocaron la capacitación de múltiples tornados, entre los cuales golpeó la madrugada del martes a Carolina del Norte, dejando tres fallecidos y diez heridos.





Fuente

Apuesta Exitosa