El pasado viernes Horacio Verbitsky contó que había recibido la vacuna para el covid-19 merced a una administración personal de Ginés González García. Ese fue el puntapié que destapó la cazuela de la “Sputnik VIP”, un plan paralelo de inmunización para gobernantes y amigos del poder que le costó carísimo al ministro de Salud.

Dady Brieva se enteró de la novedad de la renuncia en el momento en que estaba al aire en su período radial y quedó asombrado. “Sabía que había un run run pero no. Digo, está todo bien, me sumo, soy orgánico, soy un soldado de este emprendimiento de El Destape, el día que no piense igual me voy a ir…”, apuntó al aire.

Temas



Apuesta Exitosa