En el último tiempo River perdió a una gran cantidad de atacantes y de mucha categoría. Para colmo ya está casi sentenciada la salida de Rafael Santos Borré, quien termina su contrato en el mes de junio. Es por eso que Gallardo ya está en la búsqueda de delanteros para el próximo mercado de pases, y en medio de todo esto apareció un viejo conocido, que la está rompiendo en el fútbol español, y que tiene el fuerte deseo de poder regresar.

Lucas Boyé, delantero que debutó de la mano del Muñeco en el 2014, mostrando una muy buena técnica y habilidad, parece haber encontrado su maduración como futbolista. Hoy en día se encuentra en el Elche de España, donde se está consolidado como goleador y como titular indiscutido. Luego de mucho tiempo deambulando encontró la regularidad que estaba buscando, y está demostrando las cualidades que todos le veían en sus inicios.

Más allá de su gran presente, también dejó en claro que le quedó una cuenta pendiente con el Millonario y es por eso que tiene el deseo de poder regresar. “Me gustaría que River me venga a buscar en un futuro. Me quedó la espina de no poder demostrar como jugador. Creo que me costó por la exigencia, porque era muy chico y no supe cómo soportarla”, expresó en diálogo con Cómo Te va, repasando lo que fueron sus inicios.

Cocina Diabetes

Durante el primer semestre de Gallardo en River, Boyé se convirtió en una moneda de recambio en casi todos los partidos. Sin embargo, entró en conflicto por la renovación de su contrato y terminó primero yéndose a préstamo a Newells y posteriormente terminó con el pase en su poder. Inmediatamente firmó con el Torino de Italia, donde no logró ser titular nunca. Fue así que empezó a deambular por diferentes instituciones.

Pasó por Celta de Vigo, el AEK de Grecia, Reading de Inglaterra y finalmente llegó al Elche. “Hoy tengo más experiencia, y en algún futuro me gustaría volver, aunque ahora estoy cómodo acá en España”, afirmó Boyé, muy contento con su actualidad. Por último, el delantero habló sobre el entrenador de River, quien le dio la chance de afianzarse en primera. “Marcelo genera algo muy fuerte. En ese año y medio que estuve en River me tocó vivirlo de cerca, y ya se notaba que era un entrenador distinto para el fútbol argentino”, cerró.





Fuente

Apuesta Exitosa