Durante el 2020, Andy Kusnetzoff sufrió un duro golpe en el rating con la llegada de Juana Viale a los programas que conducía su abuela, la legendaria Mirtha Legrand. Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, la diva debió permanecer aislada y la actriz la cubrió en los dos ciclos, el de los sábado en la noche y los tradicionales almuerzos de los domingos al mediodía.

Luego de algunas temporadas triunfando en el rating con PH: Podemos Hablar, Kusnetzoff vio como su liderazgo se desmoronó en varias oportunidades frente a la notable performance de Viale, que a pesar de las críticas que recibió en un comienzo, supo capitalizar su estilo fresco y directo, conquistando de lleno al público que la apoyó en las mediciones de audiencia.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa