El objetivo de Joan Laporta en su segunda etapa como presidente del Barcelona es claro: armar un equipo competitivo que vuelva a ser protagonista de todas los torneos que disputa. Además, los refuerzos funcionarían como un guiño a Lionel Messi para que finalmente decida quedarse en el club. 

En ese sentido, la habitual danza de nombres ya comenzó a circular, pero aparentemente Laporta ya tendría a su primer gran refuerzo cerrado.

Temas



Apuesta Exitosa