Con la intención de reducir y eliminar la crueldad doméstica, familiar y hacia las infancias, el Gobierno de Metas impulsa la creación de espacios con
expertos expertos en la contención de las víctimas. La línea 102 es un servicio público gratis, responsable de atender casos de crueldad contra pequeñas, pequeños y jovenes. Al cargo del Ministerio de Avance Popular, la Mujer y la Juventud, tiene como propósito recibir las demandas sobre ocasiones de crueldad para derivarlas, de ser preciso, a fin de que las autoridades judiciales o policiales actúen de trabajo.

La línea 102 fue relanzada a objetivos del 2020 y de ahora en adelante atenderá llamados relacionados a ocasiones de: abuso, viable abuso, castigo infantil, situación de abandono, inconvenientes de adicciones, bullying en las academias o espacio en los que forman parte los inferiores y toda clase de vulneración de derechos contra pequeñas, pequeños y jovenes. El propósito de esta modificación es prosperar la comunicación del área y recibir demandas por la parte de las infancias, que fue el propósito primordial desde el principio. Psicólogos, psicopedagogos, trabajadores sociales y abogados trabajan en la recepción, derivación y rastreo de cada demanda recibida.

Cocina Diabetes

El horario de atención del servicio es de 7:30 a 17:30, cuando se recibe una notificación o demanda las y los expertos del área trabajan bajo un trámite concreto. Un trabajador popular es el primer solicitado de atender a las víctimas que establen contacto, entonces, si la persona o menor precisa terapia, es atendido por un sicólogo y después se le dan turnos por semana para efectuar un rastreo.

Verónica González, la directiva de Minoridad, aseguró que de manera continua procuran progresar la labor que desarrollan, más que nada por la situación generada por el aislamiento popular que impactó directamente en las familias. “Vamos a hacer foco en la contención y fortalecimiento de las infancias, jovenes y la familia por norma general”, explicó González.

Para esto se sumaron expertos en la atención en las líneas telefónicas, para contestar y contener a las víctimas que establen contacto. Diana Cantero, de la Dirección de Minoridad, aseveró que “es esencial la amabilidad y la empatía al instante de charlar con las víctimas, por el hecho de que nuestro propósito es que se muestren a la línea de forma personal y que no quede solo en una demanda telefónica.

Vivir una situación de crueldad es realmente difícil, cuesta salir adelante y absorber que pasas de ahí que y si no se recibe el acompañamiento preciso la persona o el menor se puede transformar en una víctima, con depresión, por toda la situación”, explicó.

Mediante estas herramientas, el gobierno provincial articula con sus dependencias para acompañar y contener a quienes son víctimas de todo género de violencias o están en estado de puerta de inseguridad.



Fuente

Apuesta Exitosa