De la misma Vero Lozano y Pampita, Mariana Fabbiani se posiciona como entre las comunicadoras mucho más insignes del país. Si algo caracteriza a la conductora es su buena onda y su optimismo en frente de la cámara. No obstante en esta ocasión sorprendieron a la conductora con un destructor ataque hacia su marido: «La mafia marcha de esta manera». ¿Qué ocurrió? ¿Quién va a haber dicho esta dura declaración?

Recientemente, Gabriela Cerruti acusó a Mariano Chihade, marido de Fabbiani, de ser el brazo mediático del “lawfare” o causas armadas por el Gobierno de Macri. La periodista tuvo un codo con codo con Romina Manguel, donde charló fuertemente contra la administración del gobierno previo: “A lo largo de los 4 años de macrismo se persiguió a un partido, ideando causas inexistentes”. Lejos de quedarse ahí, la político apuntó contra el “lawfare” y las visitas de jueces federales a la Quinta de Olivos en aquel tiempo.

«La mafia marcha de esta manera, lo conté en mi libro. No es que se juntan y dicen ‘bueno, en este momento organicemos la causa’. En la Quinta de Olivos había un día fútbol, un día bridge y un día paddle. Antes y después se organizaban las concesiones, las compañías que les daban a los amigos, los negocios que les daban a los familiares y las causas judiciales. Estas causas después tenían sus consecuencias en los medios”, aseguró la autora.

Cocina Diabetes

“El paddle del jueves lo organizaban Gustavo Arribas con Hernán Nisembaum (marido de la actriz y modelo Luly Drozdek) y el productor Mariano Chihade”, lanzó la legisladora, para sorpresa de varios. Fue tal como el marido de Mariana Fabbiani y dueño de productora Mandarina fue acusado por Cerruti. ¿Qué va a pensar la comunicadora de todo cuanto se ha dicho? Sin embargo, el descargo de la comunicadora en el período prosiguió: “Pertence a las mayores infamias de la historia argentina. Es una causa completamente inventada, sobre un hecho que no ocurrió, donde jamás llamaron a la única persona que podía demostrar que eso no era cierto”.

Y añadió: “La armaron ahí para perseguir a la oposición. Eso lleva por nombre lawfare. A lo largo de los 4 años de macrismo en este país se persiguió a un partido, ideando causas inexistentes. La Justicia se usó como herramienta de persecución política cuyas causas se dirimían entre asados y juegos de paddle en la Quinta de Olivos. Hasta entonces, Macri es salvado por la justicia desde la década de 1990 de ahora en adelante. Requerimos una reforma judicial ahora”.





Fuente

Apuesta Exitosa