Europa debe «sumarse» para apresurar su campaña de vacunación contra el covid-19 con el acompañamiento de todos y cada uno de los laboratorios, demandó el viernes el directivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, aceptando estar «preocupado» por el peligro que sugieren las variedades. «Debemos estar listos para otras mutaciones problemáticas del virus, más que nada haciendo más fuerte todavía más la secuenciación”, aseveró Hans Kluge, directivo regional para Europa de la organización, en un reportaje con la AFP.

En la Unión Europea (UE), la tasa de la población vacunada con la primera dosis del inmunizante anticovid-19 es solamente del 2,5%, si bien numerosos laboratorios hayan comunicado que acrecentarán sus entregas, lo que llevó a meditar que la campaña podría ganar impulso. «Debemos unirnos para apresurar la vacunación», instó el directivo regional de la organización.

«Las compañías farmacéuticas, que comunmente compiten entre sí, tienen que aunar sacrificios para acrecentar drásticamente las habilidades de producción, es eso lo que requerimos», insistió el responsable, radicado en Copenhague. En relación a si esas vacunas, en el mercado desde diciembre, van a ser eficientes contra las novedosas variedades del virus, Kluge reconoció que «esa es la enorme cuestión» y aceptó que está «preocupado».

Cocina Diabetes

«O sea un recordatorio despiadado de que el virus todavía está sobre el humano, pero no es un nuevo virus, es una evolución de un virus que procura amoldarse a su huésped humano», remarcó, según notificó AFP. Y a pesar de que la situación parezca el día de hoy más dificultosa que en el momento en que llegaron las primeras vacunas, el encargado de la OMS para Europa deseó llevar a cabo un llamado al optimismo.

«Soy franco: pienso que el túnel es un tanto más largo de lo que pensábamos en el mes de diciembre, pero este año va a ser más simple de administrar” que el año pasado, aseveró. También, repitió los llamados a la solidaridad con los países que no tienen la posibilidad de proveerse la vacuna, insinuando que los países ricos deberían comunicar velozmente sus dosis con los Estados pobres tras haber vacunado a un preciso porcentaje de su población.

«Quizá, en el momento en que los países de la UE alcancen el 20% de la vacunación de su población -el 20% significa personas ancianas, personal sanitario, personas con comorbilidades-, podría ser el instante de comunicar vacunas», estimó.





Fuente

Apuesta Exitosa