Este martes fueron publicados los desenlaces de un informe privado elaborado por el Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, y el apunte más esencial es que la producción industrial cayó un 7,9% en 2020, después de haber mermado un 1,7% interanual en el mes de diciembre. En el último período de tres meses del año, el retroceso fue del 2% anual.

Según notificó la agencia NA, la medición desestacionalizada registró una caída del 1,4% en el mes respecto de noviembre del 2020. El estudio apuntó: «A lo largo de diciembre los campos de minerales no metálicos, de metales básicos y de maquinaria y conjunto registraron fuertes crecimientos que hacían vaticinar un sólido avance de la industria, mas el resultado general se vio empañado por la brusca caída de la industria aceitera».

«Ese área estuvo 20 días paralizado por una medida de fuerza de los trabajadores en reclamo de una optimización salarial. Tal es el encontronazo del área oleaginoso en el resultado de diciembre que, si se hubiera repetido el nivel de producción de aceites, pellets y expellers de diciembre de 2019, el índice general hubiese resultado positivo por más del 6%», agregó.

Cocina Diabetes

La asesora de Orlando Ferreres explicó que en un caso así se hubiese dado «el más destacable resultado del año», y que más allá de que la cifra acabó siendo negativa, los datos de diciembre dejan meditar en una restauración algo más temprana de la industria para los próximos meses, de manera «contingente a la evolución de las primordiales cambiantes macroeconómicas y al avance de la pelea contra el coronavirus».

Por otra parte, el estudio mostró que el rubro alimenticio cayó un 33% en comparación con diciembre de 2019, empujado por la caída de la producción aceitera. Con respecto al segmento de Maquinaria y Conjunto, tuvo a lo largo del mes pasado «el más destacable resultado del año», en tanto que registró un avance de un 37,7% anual. El rubro de Minerales no metálicos medró un 28,9%, al paso que el de Metálicas Básicas subió un 20%.



Fuente

Apuesta Exitosa