Eduardo Feinmann reveló que fue amenazado de muerte, junto a otras dos personas: un militante PRO, Nicolás Suárez Colman y el reconocido comunicador Claudio Andrade.  La “advertencia” se realizó mediante una pintada en una propiedad del partido de General Roca, provincia de Río Negro. “Las balas siempre vuelven”, escribieron.

El abogado decidió dedicarles unas palabras a los autores del hecho, a los cuales calificó como “los machos del aerosol”.

Temas





Fuente

Apuesta Exitosa