Más de dos décadas han pasado ya desde que Jennifer Aniston encarnara a Rachel Green en Friends. Desde entonces, ha ido reinventándose y, desde que debutara con Récord Guinness en Instagram en 2019 al conseguir un millón de seguidores, también se ha convertido en modelo a seguir por el constante cuidado de su cuerpo, de su piel y de su imagen.

Tal y como explicó recientemente en “Women’s Health” su entrenador personal, Leyon Azubuike, su figura no es más que el resultado de su entrenamiento diario. La exigencia de la actriz para cuidar su cuerpo es máxima, sometiéndose a una serie de ejercicios más propios de deportistas de alto nivel.



Apuesta Exitosa